Ojo por ojo


Sinceramente me he estado resistiendo a la tentación de hablar de un tema Trendding, es esa vena hipster y necia que me late cada vez que un tema se vuelve vox populi y la gente asume las actitudes más absurdas y superficiales del asunto.

No es que no me importe lo que pasó en Francia, o que no me conduela con los familiares de aquellos que perdieron a sus seres queridos por el resultado de un odio y un fanatismo sin sentido. El asunto es que a diario se graban y se suben a Internet vídeos de pedofilia, snuff, asesinatos y accidentes. A diario hay naciones en África que sufren baños de sangre, y la muerte llega en forma de terribles enfermedades y hambre.

A diario al salir a la calle veo en mi propio país niños con hambre y en abandono, otros siendo esclavizados y otros condenados a la ignorancia. Veo maltrato animal de todo tipo y miles de animales domésticos con hambre.

A diario leo noticias de lugares en los que se matan miles de seres vivos pòr distintas razones. Como seguimos envenenando nuestro ecosistema en pro de una "ganancia" monetaria. En verdad tenemos que llegar al día en que entendamos por las malas que el dinero no se bebe, se come o se respira.

Sí lo de Francia es terrible, pero lo que pasa a diario en el resto del mundo también lo es.
En mi país con una tasa de criminalidad superior a los países en guerra se presume que el promedio de impunidad es de 91%.

Los mismos que apoyaban a Francia ahora están "consternados" por la muerte de niños en el bombardeo. La misma razón por la que le hacen boycot a Israel. El problema al parecer no es que los terroristas extremistas usen niños, mujeres y hospitales de escudo, es simplemente que el agredido no debería tomar represalias.

Cuando el gobierno venezolano intento armar un conflicto bélico con Colombia, la gente estaba como loca llamando a la guerra, sobre todo muchos de mis amigos colombianos. Conversando con un amigo que es también de Colombia, este me explicaba que la gente llama a guerra porque ellos cuentan con que sean los hijos de los campesinos los que vayan a morir por "el país".

Me gusta leer, el cine y los videojuegos. En los dos primeros descubrí que la guerra es un horror terrible que ningún ser vivo debería afrontar o vivir. También en ellos descubrí que a veces las guerras son inevitables por la simple razón de que como ya lo dijo Einstein "la estupidez es infinita". En la tercera es divertida pues son muchas las horas que he pasado jugando simuladores de guerra o de combate, pero es el único lugar en que la guerra es triste pero divertida.

La gente llama a ojo por ojo, diente por diente en un frenesí absurdo por violencia y sangre. La gente celebra vídeos de linchamiento y de aterradoras practicas de tortura y vejación, si al que se lo están haciendo es "malo o culpable de algo".

Como cristiano le pido a Dios que nos ayude porque aunque el orgullo y soberbia del hombre le lleven a creer que con la ciencia nos basta y que la única ayuda del hombre es el hombre mismo (tema central de Interestelar).

La gente llama a guerra y pide que se pague sangre por sangre. Esa es la razón por la que en Colombia se detesta tanto las negociaciones de paz, porque muchos quieren ver muertos a los de las FARC, en Venezuela se habla con demencia de la violencia y sin ningún tipo de responsabilidad, se arman grupos de gente sin educación ni escrúpulos para que defiendan un ideal que ni conocen, ni entienden y al final ni siquiera existe.

Que difícil es amar, quizás por eso, ese es el mayor desafió que plantea la Biblia. Amar hasta a tu enemigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Lagrimas de un presidente.

El vaticano y los niños hambrientos.

Señales y Elecciones