sábado, 15 de octubre de 2016

Solo tienes derecho a oír y respetar, no de hablar y ser respetado.


Hace poco tuve una experiencia bastante interesante, hice una publicación en Facebook haciendo un chiste un poco cruel respecto a uno de los personajes políticos a los que no le tengo mucho afecto porque les considero una sanguijuela parasitaria y cómplice del desfalco de mi país. En la foto sale este personaje con el cintillo de los audífonos (auriculares) que normalmente van encima de la cabeza, este hombre los tenía por debajo de los labios, osea le pasaban frente a la cara, dándole un toque idiotezco tremendo. Al ver lo tremendamente idiota que no solo él, sino muchos de nuestros políticos son, la comedía es una forma de desahogo, al menos la mía la es.

Publico la imagen y coloque que agradecía a Colon y a los europeos que llegaran a América o sino todos aquí seríamos como él. Vaya, que error. En la foto pensé que se deduciría que era por la idiotez de nisiquiera saber usar un auricular correctamente (¡Y ESE ES EL PRESIDENTE DE UN PAÍS!). La cosa la tomaron por el lado racista, cosa que ni me di cuenta al momento pues mi intención no era de racismo. Cometí un error de imprudencia al no ver todos los ángulos de mi “chiste” y como podía ser mal interpretado.

Un par de personas que hasta ese entonces creí mis amigos se ofendieron tremendamente, porque ellos son de los que creen que porque yo no digo que Colon fue malo y los indígenas buenos, yo soy malo. La historia está ahí, la historia ya pasó y porque cacareen todo lo que quieran eso no va a cambiar lo que ya ocurrió. Pero yo soy de los que agradezco la civilización, la verdad la idea de andar con taparrabos y descalzo no me parece atractiva, pero al parecer a muchos de mis amigos si, esos que lamentan la llegada de los colonos.

Para los que saben un poco de historia saben que la historia está llena de horrores, sangrientas páginas que hablan de la miseria y la bajeza humana. Pero lo que pocos saben es por ejemplo que mucho la procedencia de mucho de los conocimientos de medicina. Como aprendieron a curar quemadas, a reinsertar miembros amputados, etc. Hubieron científicos sádicos que experimentaron con millones de seres humanos, en distintos lugares del mundo, cosa que es abominable, pero algo bueno salió de todo ese horror. Ahora me pregunto si muchos de mis amigos que rechazan la venida de los colonos rechazarían un procedimiento quirúrgico porque ese procedimiento se desarrolló en Japón durante la segunda guerra mundial experimentando con humanos. Los productos cosméticos se prueban en animales antes de poder ser usado en humanos, y a muchos le generan daños considerables en la piel, pero la mayoría usa productos cosméticos sin empacho alguno pues, ellos no fueron los que usaron a los conejos para experimentar.

Mi punto es, que la historia está ahí para que aprendamos de ella y tratemos de no repetir los errores del pasado. Me gusta tanto la tecnología que pienso que un equilibrio entre lo cultural, lo tradicional y el progreso es necesario. Lo que sucedió con los indígenas fue terrible pero eso no lo podemos ya cambiar. En cambio, hoy por hoy siguen existiendo muchas personas de origen étnico que están pasando por dificultades y estoy seguro que estos “caballeros blancos” defensores de los derechos de los indígenas, aparte de hablar no hacen absolutamente más nada por ellos.

Otra de las cosas que descubrí al publicar mi desacertada publicación en Facebook, publicación que elimine pues no me gusta estar ofendiendo a la gente y menos que se me tome por algo que no soy, como racista por ejemplo. Lo otro que aprendí es que es interesante como muchos de mis amigos comunistas y de pensamientos de izquierda y los hippies, se la pasan posteando ofensas y críticas en contra de muchas de las cosas que yo creo, se burlan de mi fe, de mi Dios, de la Biblia, del hecho de ser de donde soy (de Caracas), por la lectura, por los documentales, se burlan de mi gusto por Harry Potter, mi amor por J. K. Rowling, por los vídeo juegos y por tantas otras cosas y sus publicaciones al no estar yo etiquetados en ellas las pasó por alto, aunque no me guste mucho de lo que colocan. Pero cuando yo coloqué algo que no les pareció, se ofendieron, me insultaron y un par de ellos me eliminó (entiendo yo que nunca fueron mis amigos y su ausencia es un regalo). Es interesante que un gay por ejemplo puede estar todos los días despotricando y haciendo burla de Dios y de la iglesia, y yo leo, no me parece pero sigo mi vida. Pero si yo coloco ser gay es pecado, me incendian, me tildan de homofóbico, de bestia retrograda, etc. Entonces no entiendo como es el criterio de lo que es correcto y lo que no es.


Yo respeto a las opiniones de mis amigos que son heterogéneos y les respeto la verdad no me importa lo que los paladines de lo que es “civilizado” piensen. Tengo el derecho hablar por la razón que dice Colin Firth en la película El Discurso del Rey: “Because I have a voice”.

Nota Final: Lamento profundamente a las personas que se ofendieron por mi desafortunado chiste, me gusta hacer reír a la gente, no me gusta ofender.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada