Democracia y Paz



¿Por qué la democracia? ¿Por qué el sí?
Estamos en una etapa sumamente importante de dos países muy queridos por mí, mi amada Venezuela y querida Colombia. En ambos países paradójicamente se está dando una situación que si bien cada una tiene sus propios hitos, tienes una gran cantidad de semejanzas.

                Hace poco en Venezuela en diciembre del año pasado en unas elecciones parlamentarias la oposición del país liderado por la MUD le dio una paliza al oficialismo que desde unos años para acá estaba ganando por unos márgenes tan cerrados que hay quienes creen hoy en día que más de una vez hubo fraude (yo también, pero esa es solo mi opinión). En aquellas elecciones la oposición venezolana le gana unas elecciones al chavismo dejando ver claramente el rechazo y la decepción que los venezolanos tienen respecto del sueño de Chavez y su utopía absurda.

                Aclaro: le considero absurda porque todo el andamiaje de los ideales estaban fundados en la premisa de la existencia de un supuesto “hombre nuevo”. ¿Cuál hombre nuevo? Si no  les has educado, si no les has formado, si solo han generado corruptelas y han deformado tanto la política y la moral venezolana que el que algo sea legal o ilegal no depende de lo que esté o no escrito en la Constitución sino depende de la conveniencia del Estado, imagínense tamaña demencia. Entonces cometieron atrocidades como el hecho de aprobar una “Ley de desarme” (que fue palabras más, palabras menos una simple idiotez) en la Asamblea antigua, la chavista; pero paralelamente el gobierno creó grupos armados llamados “colectivos armados” cuya existencia son innegables, o ¿Quién no se enteró del tremendo tiroteo que armaron pocos días después que asesinaran a Robert Serra? En todos los periódicos de la capital hablaban del enfrentamiento de los colectivos con los de CICPC y no fue que se enfrentaron al CICPC con ideales, dibujos y grafitis. La ley que acababan de promover ellos mismo la transgreden creando sus propios grupos armados, para seguir usando la intimidación y la represión como modo de control.

                Ahora cuando el rechazo al gobierno es de casi el 80%, están utilizando al CNE (Consejo Nacional Electoral) para entorpecer y para tratar de evitar que se lleve a cabo el Referendum Revocatorio en el que se sabe que Maduro saldrá como corcho de limonada. Los del gobierno, se burlan del pueblo venezolano de una manera vomitiva, y al paralelo que las noticias denuncian de las muertes masivas de los neonatos como en la era medieval pero en el presente, mientras un representante del gobierno sale dando declaraciones llamándonos potencia, ejemplo a seguir. La gente cae desplomada del hambre, los niños no están yendo al colegio por hambre, por falta de dinero, por no tener que ir con la ropa rota; Y las declaraciones de los voceros del gobierno en Suiza es que: ”Gracias por darme la oportunidad de poder explicarles la situación de Venezuela, que está pasando por un momento glorioso…”.

Ante tanto descaro, tanto desparpajo y tanta desfachatez, muchos se preguntaran que les pasa a los Venezolanos que no han salido a sacar a esa gente a golpes, o como sea. Muchos están en desacuerdo con la MUD y su decisión de apegarse a lo que la constitución señala, los llamados radicales quieren balas, sangre, violencia. Ellos no son el enemigo, ellos son venezolanos que desesperados ante tanta cosa mala, no ven otra salida para un gobierno que dobla, segrega o ignora las reglas según como se le dé la gana, un gobierno que tiene el poder sobre casi todo y que siguen burlándose de la gente con un descaro tiránico (busquen las declaraciones del gobernador de Anzoategui http://el-carabobeno.com/noticias/articulo/143345/gobernador-es-un-inmoral-por-pedir-que-decoren-cajas-a-recin-nacidos).

                Ahora con el Plebiscito en Colombia, desde la primera vez que el presidente Santos habló del tratado de paz, la reacción general de Facebook me dejó loco. La gente como vampiros pidiendo sangre. Por supuesto, que tienen razón para pedir la sangre de los responsables de tanta miseria, tanta guerra y tanto dolor. El problema es que los responsables de todo ese mal, que se encuentran en todos los distintos bandos que protagonizan la violencia y la guerra, no sé van a dejar encarcelar o fusilar, no sin antes convertir los ríos de sangre, en mares de sangre. Lo que más me llama la atención es que no son las personas de las zonas en guerra las que piden sangre sino precisamente las que están suficientemente lejos del conflicto para estar a salvo.

                Ahora ¿Por qué apoyo la posición de la MUD de democracia o nada, y la del SI en Colombia?

Pondré un ejemplo de una experiencia que tuve de adolescente. En un a clase de electrónica un día estábamos trabajando y bromeando con el profesor, y un compañero estaba pasado de tanto molestar, hasta que el profesor se cansó y nos dijo que les hiciéramos el favor de darle una lección. Todos fuimos y le dimos una “salita” o “sarita” que consiste en que le rodeamos y le damos con la palma abierta en la cabeza, todos a la vez. Bueno cuando comenzamos a pegarle, nos emocionamos y uno de los compañeros le agarró la cabeza y le estrelló la cabeza contra uno de los cristales de la ventana. El profesor se puso blanco del miedo, mi compañero estaba doblado gritando sobándose la cabeza que se agarraba con las dos manos, luego levanto la cabeza riéndose y le dijo: ¡aja! ¿Te asustaste no? y todos nos reímos. El profesor no se reía, pero después nos puso cero a todos como castigo.

                Mi punto es, que una vez que desatas la violencia ya no puedes controlarla, no sabes que alcance tendrá y en qué dirección irá. Estudiando la revolución francesa y como se convirtió al final en una masacre sin sentido, donde la demencia de los que habían llegado al poder en su afán por mantenerlo asesinaban a este o aquel porque sí. Lo mismo pasaría en Venezuela si algún irresponsable llamara a la gente a salir a la calle a que desaten la violencia y saquemos a los que nos gobiernan a punta de violencia y sangre cuando aún quedan caminos democráticos que transitar.

                Ahora mi consejo al pueblo colombiano es, y que quede claro, muy claro. Si al plebiscito, pero no absoluto a que las FARC escalen posiciones políticas al menos, no por voto popular. No se hagan esa maldad de votar por comunistas, o seudosocialistas esos son el acabose del país al que llegan y se los digo por amor y por temor a que en unos años un gobierno izquierdoso destruya su país alegando que “es el imperio, el pelucon, los yankees, etc”. Si a la PAZ pero no absoluto al comunismo.

                Ahora volviendo al tema Venezuela. Sí ganamos y los sacamos, que triste sería en mi caso disfrutar de una Venezuela libre pero con mi esposa o mis hermanos muertos, o que triste es dejarle un país libre a mi esposa y una viudez temprana. Si hiciéramos la violencia y no lo logramos sacar, porque nuestro gobierno tiene 17 años preparándose comprando armas y pagando voluntades para cuando llegara el momento de defender la silla del caudillo, nos asesinen y luego se instaura una dictadura militar alegando que eso no fue una insurrección de un pueblo cansado de tanto sufrir sino que el imperio (un enemigo imaginario que vive en el extranjero) intentó “invadir la patria” y ellos la defendieron.

                No niego la violencia está latente, y que si siguen cerrándole las puertas a la democracia en Venezuela nos llevaran a ese extremo que nadie quiere, repito, NADIE QUIERE VIOLENCIA. Por eso mientras queden cartas democráticas por jugar apeguémonos a las reglas aunque en Venezuela los “arbitros” son abierta y descaradamente chavistas. Ahora como cristiano oro y lloro por mi país, porque esto que habitamos hoy día no es Venezuela, esa Venezuela en la que vivió Chavéz y aunque era un golpista asesino le concedió la libertad, esa misma Venezuela que ese mismo golpista asesino por manipulación de los Castro destrozó de manera sistemática.


Nota Final: Yo considero que Leopoldo Lopez es inocente, por el simple hecho de que no se ha demostrado lo contrario y le imputan por orden del Estado y no porque las prueban le inculparan. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿El menosprecio te hace menos?

Con permiso de sentirnos solos

Lagrimas de un presidente.