Comiendo Basura Milagro Socialista



Inicio las entradas del 2017, me di cuenta de un par de cosas del año pasado. Una es que pude ser más prolifero pero por motivos de universidad y ocupaciones no lo fui, espero este año si me propongo ser más productivo y practicar mucho más la escritura. La segunda es que sin escribir no puedo vivir.

Hoy mi esposa y yo salimos a comprar pan y queso para la cena, de camino nos encontramos tres jóvenes, asumo que tenían entre 12 y 17 años máximo, iban caminando en la acera frente a nosotros, había una bolsa en el suelo de comida rápida con desechos, ellos al pasar por donde estaba la patearon y uno de ellos dijo revisala que esta pesada, se agacho la recogió y dijo mira aún tiene refresco y se lo bebió sin pensarlo dos veces, y se comió algunas sobras que estaban en el paquete. Mi esposa sintió mucho asco al imaginarse en una situación semejante, lo triste es que estos muchachos no son indigentes, no son callejeros, son chicos de por ahí mismo porque no es la primera vez que los vemos revisando la basura buscando comida. 
 
En Venezuela tenemos un gobierno que se preocupa mucho porque este tipo de cosas no se sepan, que llevaron a Venezuela a una pobreza tal que estamos perdiendo kilos a medida que avanzan los días.

A los que somos oposición en mi país no lo somos porque el discurso opositor nos convenciera sino que al ver los desastres que estos señores han venido cometiendo no nos dejan opción tenemos que oponernos, no entiendo como aún hay chavistas pero los hay y los seguirá habiendo. 

Para los que les interese el tema vean las innumerables violaciones a la constitución han cometido estos señores y como se arman preparándose como Kaddaffi se armó para asesinar al mismo pueblo Libio que cansados de un mal parido que tenía cincuenta años en esa dictadura los estaba matando de hambre, porque si, esta gente se esta preparando para asesinarnos a los venezolanos cuando se de el estallido social que es inevitable. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿El menosprecio te hace menos?

Con permiso de sentirnos solos

Lagrimas de un presidente.